Tue. May 28th, 2024

Bienvenidos a Roma, la ciudad que evoca la grandeza del pasado y la belleza del presente. Fundada en el año 753 antes de cristo, esta urbe ha sido un epicentro cultural y político durante siglos.

Cuna de una de las civilizaciones más influyentes en la historia de la humanidad. A lo largo de los siglos, Roma ha sido testigo de impresionantes eventos, desde la fundación del Imperio Romano hasta su caída, y su legado sigue vivo en la actualidad a través de sus innumerables tesoros históricos y culturales. Acompáñenos en este viaje para explorar los principales atractivos de la Ciudad Eterna.

Nuestro viaje comienza en el corazón de Roma, la famosa Plaza de San Pedro.

Plaza de San Pedro y el Vaticano.

La Plaza de San Pedro es una impresionante plaza ubicada en la Ciudad del Vaticano, en Roma. Es considerada uno de los lugares más emblemáticos y sagrados del mundo cristiano. Su diseño fue llevado a cabo por el famoso arquitecto renacentista Gian Lorenzo Bernini, quien trabajó en ella entre 1656 y 1667.

La plaza tiene una forma trapezoidal y está rodeada por dos columnatas semicirculares que se extienden desde la fachada de la Basílica de San Pedro. Estas columnatas están conformadas por 284 columnas y 88 pilares, que crean un impresionante efecto visual y dan la sensación de abrazar a los visitantes que llegan al lugar.

En el centro de la plaza, se encuentra un obelisco egipcio que fue traído a Roma en el año 37 después de cristo, siendo el único obelisco antiguo que permanece en su ubicación original en la ciudad. La elección del obelisco como punto central de la plaza se considera una referencia simbólica a la unión entre la antigua Roma y el cristianismo.

La Plaza de San Pedro es famosa por albergar a multitudes durante eventos religiosos especiales, como las apariciones papales y las ceremonias de beatificación y canonización. Millones de peregrinos y turistas de todo el mundo visitan la plaza cada año para ser testigos de la majestuosidad de la Basílica de San Pedro y experimentar la atmósfera espiritual que emana del lugar.

La Basílica de San Pedro, situada al fondo de la plaza, es la iglesia más grande del mundo y uno de los ejemplos más destacados del arte renacentista. Su construcción se inició en el año 1506 y fue llevada a cabo por una serie de arquitectos y artistas destacados, incluyendo a Miguel Ángel y Gian Lorenzo Bernini.

El interior de la basílica alberga obras de arte invaluables, como “La Piedad” de Miguel Ángel y el baldaquino de Bernini sobre el altar mayor. También es el lugar de descanso final de muchos papas, incluido el sepulcro de San Pedro, el primer papa de la Iglesia Católica.

Tanto la Plaza de San Pedro como la Basílica son destinos de gran relevancia religiosa y cultural, que continúan atrayendo a personas de todas las creencias y culturas, quienes buscan sumergirse en la rica historia y espiritualidad del Vaticano y Roma.

Coliseo Romano.

El Coliseo Romano, también conocido como el Anfiteatro Flavio, es uno de los monumentos más emblemáticos e impresionantes de la antigua Roma. Fue construido durante el siglo I después de cristo y se encuentra en el centro de la ciudad actual de Roma, Italia.

El Coliseo era utilizado para espectáculos públicos y entretenimientos en la época del Imperio Romano. Su capacidad permitía albergar a decenas de miles de espectadores, y era principalmente conocido por los sangrientos combates de gladiadores y las cacerías de animales salvajes que se celebraban en su arena.

El anfiteatro tiene una forma elíptica y estaba ingeniosamente diseñado para permitir un rápido llenado y vaciado de la arena, así como para garantizar una excelente acústica para que los espectadores pudieran disfrutar de los eventos sin problemas. La fachada exterior, construida con grandes bloques de piedra, se ha convertido en un símbolo icónico de la arquitectura romana.

A lo largo de los siglos, el Coliseo ha sufrido daños debido a terremotos y saqueos, pero ha sido objeto de varios esfuerzos de restauración para preservar su valor histórico y cultural. Hoy en día, es uno de los destinos turísticos más populares del mundo, y es reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El Coliseo Romano es un recordatorio impresionante y a veces sombrío de la grandeza y la crueldad de la antigua civilización romana, y su legado perdura como un monumento emblemático que atrae a millones de visitantes cada año, ansiosos por sumergirse en la historia y el esplendor del pasado.

Foro Romano.

El Foro Romano es un conjunto arqueológico situado en el centro de Roma. Durante siglos, fue el corazón político, social y religioso de la antigua ciudad de Roma y se convirtió en un símbolo de la grandeza del Imperio Romano.

El Foro fue originalmente un pantano que los antiguos romanos drenaron y desarrollaron como un lugar para realizar actividades comerciales y sociales. Con el tiempo, se convirtió en un complejo de edificios y plazas rodeados por importantes templos, basílicas, arcos de triunfo y monumentos.

Entre los edificios más destacados se encuentran la Basílica Emilia, el Templo de Vesta, el Templo de Saturno, el Arco de Tito y el Arco de Septimio Severo, entre otros. También había varias estatuas y monumentos conmemorativos dedicados a emperadores y figuras importantes de la historia romana.

El Foro Romano fue el escenario de discursos políticos, celebraciones religiosas, juicios y actividades comerciales. Además, era el lugar donde se llevaban a cabo importantes ceremonias públicas y eventos cívicos, forjando la identidad y unidad del pueblo romano.

Después del declive del Imperio Romano, el Foro cayó en el abandono y quedó cubierto de escombros y tierra. Sin embargo, a lo largo de los siglos, se han realizado excavaciones y restauraciones para recuperar y preservar este invaluable patrimonio arqueológico.

Hoy en día, el Foro Romano es una visita imprescindible para aquellos interesados en la historia antigua y el esplendor de la antigua Roma. Al recorrer sus ruinas, se puede imaginar cómo era la vida en el corazón de la ciudad más poderosa del mundo antiguo y apreciar la magnitud de su legado cultural y arquitectónico.

Panteón de Agripa.

El Panteón de Agripa, conocido simplemente como el Panteón, es uno de los edificios más icónicos y mejor conservados de la antigua Roma. Ubicado en el corazón de la ciudad, fue construido durante el reinado del emperador romano Adriano, entre los años 118 y 125 después de cristo, aunque se cree que se construyó sobre el sitio de un templo anterior encargado por Marco Vipsanio Agripa en el año 27 antes de cristo.

El Panteón es un impresionante ejemplo de la arquitectura romana y se destaca por su cúpula, que es una de las más grandes jamás construidas en hormigón. Su diseño revolucionario permitió que la cúpula no solo fuera excepcionalmente alta, sino también que se mantuviera estable a pesar de su peso.

El edificio originalmente estaba dedicado a múltiples deidades, de ahí su nombre “Panteón”, que significa “templo de todos los dioses”. Sin embargo, en el año 608 después de cristo, fue consagrado como una iglesia cristiana, lo que probablemente contribuyó a su notable estado de conservación a lo largo de los siglos.

El interior del Panteón es igualmente impresionante. La cúpula tiene un óculo abierto en el centro, que permite que la luz natural inunde el interior y genere un efecto visual asombroso. Además, el diseño y la proporción del edificio han sido una fuente de inspiración para muchos arquitectos y artistas a lo largo de la historia.

El Panteón de Agripa sigue siendo un lugar de visita obligada en la actualidad, atractivo tanto para los amantes de la arquitectura como para aquellos interesados en la historia romana y la influencia duradera de la antigua civilización en la cultura y el arte contemporáneos. Es un testamento tangible de la ingeniería y el ingenio romano, que sigue sorprendiendo y cautivando a los visitantes de todo el mundo.

Fontana di Trevi.

La Fontana di Trevi es una impresionante fuente barroca situada en el corazón de Roma. Es una de las fuentes más famosas y visitadas del mundo, y su diseño exquisito la convierte en un verdadero tesoro artístico.

Construida entre 1732 y 1762 por el arquitecto Nicola Salvi, la Fontana di Trevi se encuentra en el punto final de un antiguo acueducto romano, el Aqua Virgo, que suministraba agua a la ciudad durante el Imperio Romano y siguió haciéndolo hasta la época barroca.

La fuente tiene un impresionante diseño escultórico que representa la figura de Neptuno, el dios del mar, montado en un carro tirado por dos caballos marinos y dos tritones. Neptuno está rodeado por figuras alegóricas que representan la abundancia y la salud.

Una de las tradiciones más populares asociadas con la Fontana di Trevi es la costumbre de lanzar una moneda con la mano derecha sobre el hombro izquierdo en la fuente. Se dice que aquellos que siguen esta tradición están destinados a regresar a Roma en el futuro.

La Fontana di Trevi ha sido el escenario de muchas películas y ha dejado una huella perdurable en la cultura popular. Además, es un lugar de encuentro para turistas y romanos por igual, que acuden en masa para admirar su belleza y hacer realidad el deseo de volver a la Ciudad Eterna. La fuente es un símbolo del esplendor barroco y una parada obligada en cualquier visita a la magnífica ciudad de Roma.

Plaza de España y Escalinata.

La Plaza de España y la Escalinata de la Plaza de España son dos puntos de referencia notables ubicados en Roma. Se encuentran en el barrio conocido como “Campo Marzio” y son populares entre los turistas y los romanos por igual.

La Plaza de España es una plaza de forma irregular que debe su nombre a la Embajada de España ante la Santa Sede, que se encuentra cerca. En el centro de la plaza, hay una hermosa fuente llamada “Barcaccia”, diseñada por el escultor italiano Pietro Bernini y su hijo Gian Lorenzo Bernini. La fuente tiene la forma de una barca y está inspirada en la inundación del río Tíber en el siglo XVII.

Además de la fuente, la Plaza de España es famosa por su majestuosa escalinata, conocida como la “Escalinata de la Plaza de España” o “Escalinata Española”. La escalinata consta de 135 escalones que conducen desde la plaza hasta la Iglesia de Trinità dei Monti en la parte superior. Fue diseñada por el arquitecto francés Francesco de Sanctis y se construyó entre 1723 y 1725.

La escalinata es un lugar icónico y fotogénico que ha sido protagonista de muchas películas y eventos culturales a lo largo de los años. Es especialmente popular entre los visitantes para relajarse, disfrutar de las vistas panorámicas de la ciudad desde arriba y observar la vida cotidiana en la plaza.

La Plaza de España y su escalinata son dos destinos queridos en Roma, que combinan la belleza arquitectónica con un ambiente animado y vibrante. Son lugares ideales para pasear, hacer compras, disfrutar de un helado italiano y apreciar la encantadora esencia de la Ciudad Eterna.

El Capitolio y los Museos Capitolinos.

El Capitolio es una de las siete colinas originales de Roma y es uno de los sitios más significativos de la antigua ciudad. Fue el centro religioso y político de la Roma antigua y, en la actualidad, alberga importantes instituciones gubernamentales y museos.

En el corazón del Capitolio se encuentra la Plaza del Campidoglio, una obra maestra diseñada por el renombrado artista del Renacimiento, Miguel Ángel. La plaza está rodeada por tres edificios: el Palacio Senatorio, el Palacio de los Conservadores y el Palacio Nuevo. Cada uno de estos edificios alberga museos y colecciones de arte.

Los Museos Capitolinos, considerados los museos públicos más antiguos del mundo, se encuentran en el Palacio de los Conservadores y el Palacio Nuevo. Estos museos albergan una rica colección de arte y artefactos que abarcan desde la época romana hasta la Edad Media y el Renacimiento.

Entre las obras más destacadas se encuentran la estatua ecuestre de Marco Aurelio, la Loba Capitolina, la Venus Capitolina y la famosa escultura de la Diosa Fortuna. Los visitantes pueden sumergirse en la historia de Roma a través de estas impresionantes obras de arte y artefactos históricos.

El Capitolio y los Museos Capitolinos son un testimonio tangible del esplendor y la grandeza de la antigua Roma, y siguen siendo lugares de interés cultural y turístico en la moderna Ciudad Eterna. Explorar estos lugares es sumergirse en la rica historia de Roma y apreciar su legado cultural que ha perdurado a lo largo de los siglos.

Basílica de San Juan de Letrán.

La Basílica de San Juan de Letrán, conocida también como la “Archibasílica de San Juan de Letrán”, es una iglesia católica ubicada en Roma, Italia. Es considerada como la catedral de Roma y es la iglesia madre de todas las iglesias católicas del mundo.

La construcción original de la basílica se remonta al siglo IV, en el año 324 d.C., durante el reinado del emperador Constantino. A lo largo de los siglos, ha sido objeto de varias renovaciones y restauraciones, pero conserva su relevancia histórica y espiritual como uno de los edificios más antiguos de culto cristiano.

La fachada de la Basílica de San Juan de Letrán es impresionante, con columnas corintias y esculturas ornamentadas que la adornan. En el interior, destacan sus majestuosas naves y una serie de capillas con valiosas obras de arte y reliquias sagradas.

Uno de los aspectos más notables de la basílica es la escalinata “Scala Sancta” o “Escalera Santa”, que según la tradición, es la misma que Jesucristo ascendió para ser juzgado por Poncio Pilato en Jerusalén. Los fieles suben estas escaleras de rodillas como acto de penitencia y devoción.

La Basílica de San Juan de Letrán es un importante sitio de peregrinación y adoración para los católicos de todo el mundo. Su significado histórico y religioso la convierten en un lugar de gran importancia para la Iglesia Católica y para quienes buscan explorar la rica historia y espiritualidad de Roma.

Catacumbas de Roma.

Las Catacumbas de Roma son un extenso laberinto subterráneo de túneles y galerías, que se encuentran bajo la ciudad de Roma, Italia. Estas catacumbas fueron utilizadas principalmente como cementerios cristianos desde los primeros siglos después de Cristo hasta la Edad Media.

Construidas en su mayoría en los siglos II y III d.C., las catacumbas ofrecían un lugar seguro y secreto para enterrar a los cristianos perseguidos durante el Imperio Romano, así como para realizar culto y celebrar ceremonias religiosas en tiempos de opresión.

Las catacumbas están adornadas con tumbas, nichos funerarios y frescos con motivos cristianos que ilustran la vida y los milagros de Jesucristo. También contienen inscripciones y símbolos que proporcionan valiosa información sobre la cultura, las creencias y la organización de la primitiva comunidad cristiana.

Hoy en día, algunas de las catacumbas más conocidas y visitadas son las de San Calixto, Santa Domitila y San Sebastián. Estas ofrecen a los visitantes la oportunidad de explorar un fascinante legado histórico y espiritual, así como de comprender la importancia del cristianismo en la antigua Roma.

Las Catacumbas de Roma siguen siendo un testimonio perdurable de la fe y la resistencia de los primeros cristianos, y son un lugar de interés para los turistas y peregrinos que buscan descubrir una parte única de la historia de la ciudad eterna.

Roma es una ciudad donde el pasado y el presente se entrelazan, un lugar lleno de historia, arte y espiritualidad. Cada rincón de esta ciudad antigua esconde una historia fascinante y un tesoro cultural único. Desde el Coliseo hasta las Catacumbas, Roma seguirá cautivando a sus visitantes con su legado perdurable a lo largo de los siglos. ¡Esperamos que hayan disfrutado de este recorrido por los principales atractivos de la Ciudad Eterna!

NOTA: desde Te Mostramos El Mundo recomendamos a Booking.com para la reserva de tu estadía en Roma.  Es el sitio que utilizamos para realizar todas nuestras reservas. Aquí encontrarás las mejores ofertas en hoteles, apartamentos y alojamientos únicos en cualquier rincón de Roma. Las reservas se realizan muy fácilmente, sin tarifas de reserva y con cancelación gratuita en la mayoría de los alojamientos.

Te dejamos el siguiente cuadro para que puedas realizar la reserva de tu estadía en pocos pasos.

!Nos vemos en la próxima aventura!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *